DICCIONARIO HERBAL: AMAPOLA


AMAPOLA

ORIGEN

El ciclo de vida de la amapola se adapta al de la mayoría de los cereales, por lo que, aunque se trata de una planta típicamente mediterránea, se ha extendido por todos los continentes mezclada con las semillas de cereales. Al tratarse de una especie silvestre y muy común podemos encontrarla en los bordes de los caminos, en tierras baldías y entre las mieses.

PROPIEDADES

Una de las propiedades más populares de la amapola es la de contribuir a facilitar el sueño, gracias a la presencia de mucílagos en su composición. También ayuda a calmar la tos y suaviza la irritación, por lo que su uso es habitual para el tratamiento de catarros, gripes y toses rebeldes. Sirve también para paliar la neumonía, para las fiebres eruptivas, para la inflamación de los párpados y para las anginas.
Asimismo favorece la dentición infantil si frotamos las encías con infusión de amapola. Y se utilizan cataplasmas con los pétalos para las inflamaciones oculares y contra el acné.
Y por último, la amapola es utilizada con mucha frecuencia para la creación de esencias aromáticas y perfumes.

CURIOSIDADES

El nombre genérico de la amapola es "Papaver" es el mismo con el que los romanos conocían la adormidera y se cree que deriva del celta "papa", papilla, ya que las semillas se molían para añadir a la comida de los niños con el fin de que se adormecieran.

fuente: Soria Natural y propia

Share

Añadir un comentario

 (con http://)