DICCIONARIO HERBAL: EL ANÍS

ANÍS

ORIGEN

El anís es una de las plantas de uso medicinal más extendido. Existen, principalmente dos tipos de anís: el anís verde y el anís estrellado. El anís verde, conocido popularmente como matalahúva, es una hierba de la familia de las apiáceas originaria del Asia sudoccidental y la cuenca mediterránea oriental. El anís estrellado es una especia que se asemeja al anís en su sabor, que se obtiene de un árbol perenne nativo de la pequeña región suroeste de China. Las propiedades de ambos tipos son muy parecidas ya que poseen el mismo principio activo. Otras plantas como el hinojo, también están emparentadas muy de cerca con el anís común.




PROPIEDADES

El anís es muy popular debido a sus propiedades digestivas, actúa como sedante, antiespasmódico y carminativo natural, por eso se utiliza con regularidad para combatir diversos problemas digestivos. Los frutos de esta planta se preparan en infusiones, que tomadas antes o después de cada comida ayudan a eliminar gases, molestias y dolores en el sistema intestinal. Además, es  utilizada para combatir la acidez, la gastritis o diversos problemas estomacales que provienen de origen nervioso. También ayuda a realizar la digestión con mayor rapidez y es muy eficaz contra el mal aliento.

Y no sólo eso, al actuar como un sedante suave, el consumo del anís es muy beneficioso para nuestro sistema nervioso es capaz de calmar los nervios, el estrés y aplacar los síntomas de la neurastenia - un trastorno neurótico que se detecta por sentir un cansancio inexplicable tras realizar alguna actividad-.

Igualmente, el anís es eficaz para el tratamiento de afecciones respiratorias gracias a sus propiedades antiinflamatorias y expectorantes, permite liberar los bronquios de fluidos indeseables. Ayuda a equilibrar la menstruación en aquellas mujeres que padecen algún trastorno y aumenta la líbido de las personas, por lo que potencia el deseo sexual de aquellas personas que sufren de su carencia.

CURIOSIDADES

El extracto de anís estrellado es uno de los principales compuestos activos para el tratamiento de la gripe aviar. El anís estrellado fue introducido en Europa en el siglo XIX Lord Cavendish y desde ese momento comenzó a ser utilizado por los europeos con el fin de evitar cualquier tipo de intoxicación alimentaria.

El célebre papiro de Eber, escrito hacia el año 1550 a.C. hablaba ya de las propiedades del anís verde. Desde la antigüedad el anís formaba parte de los remedios milagrosos que, según Plinio, curaban todas las enfermedades y las intoxicaciones.

Share

Añadir un comentario

 (con http://)