El poder del Magnesio

El magnesio es el 5º elemento más abundante en nuestro organismo, después del calcio, fósforo, potasio y sodio. Más de la mitad del magnesio del cuerpo está en nuestros huesos y una tercera parte, además, aparece en músculos, sangre y otros tejidos y fluidos.

La falta de magnesio se manifiesta principalmente en el dolor de algunos músculos y articulaciones, arritmia cardíaca y fatiga corporal, pero no debemos olvidar que interviene en más de 300 procesos corporales como:

  • El funcionamiento de nervios y músculos
  • El control del ritmo cardíaco
  • La coagulación de la sangre
  • La formación de huesos y dientes
  • El metabolismo corporal
  • La síntesis de la vitamina B6

El magnesio y los huesos


El magnesio ayuda a evitar el dolor de huesos y a mejorar la osteoporosis, ayudando a estabilizar el calcio.

El magnesio y el aparato circulatorio

El magnesio ayuda a controlar algunas enfermedades circulatorias como la hipertensión, la trombosis o los ataques cardíacos. La hipertensión es una causa directa de falta de magnesio, ya que disminuye la presión arterial. También ayuda a fluidificar la sangre, favoreciendo la eliminación de trombos y obstrucciones en las arterias. La falta de magnesio está relacionada con la arritmia cardíaca, que pueden terminar en un ataque al corazón.

El magnesio y el dolor de músculos y articulaciones

Las propiedades relajantes del magnesio resultan eficaces para paliar el dolor de la fibromialgia, o todo tipo de dolores musculares, como desgarros o distensiones. Ésto convierte al magnesio en el aliado ideal para deportistas ya que no sólo contribuye a mejorar su ritmo cardíaco y absorción de oxígeno, sino que aumenta la energía y mitiga el dolor en caso de lesiones.
También ayuda reducir el dolor de cabeza y las migrañas, pero hay que tomarlo que forma preventiva, pues una vez que se manifiesta el dolor pierde su eficacia.

El magnesio y la depresión

El calcio y el magnesio intervienen en la formación de neurotransmisores por lo que resultan adecuados para sedar el sistema nervioso.

El magnesio y el asma y la bronquitis

La falta de magnesio puede ser una causa de la aparición del asma, ayudando a prevenir los ataques al relajar los músculos bronquiales. Lo mismo sucede en el caso de la bronquitis.

El magnesio y el síndrome premenstrual

Ayuda a disminuir la depresión, la irritabilidad y el dolor de mamas.

¿Cómo añadir el magnesio a

El magnesio está presente en muchos de los alimentos que consumimos a diario. El alimento más rico en magnesio, según la Universidad de Harvard, es el bulgur, un cereal muy usado en la cocina de Oriente Medio y África del Norte, con 230 miligramos de magnesio por taza de cereal seco. Le sigue la cebada (158 mg por taza) y, en tercera posición, las espinacas cocinadas (157 mg por taza). El ranking de los diez alimentos con más cantidad de magnesio lo completan las pipas de calabaza, la harina de maíz, los frijoles, la remolacha verde, un pescado conocido como halibut o fletán del pacífico, las almendras tostadas y el arroz integral.

Además, podemos complementar nuestras carencias en magnesio con complementos de Magnesio a base de cloruro de magnesio, carbonato de magnesio, óxido de magnesio,... En nuestras tiendas te asesoraremos para ofrecerte el producto que más se adapte a lo que necesitas.



Share

Añadir un comentario

 (con http://)